La cigala gallega es un crustáceo muy apreciado por su excelente sabor y la tersura de su carne. Posee un cuerpo y abdomen alargados, estrechos y de menor robustez que los del resto de especies de la familia. Puede alcanzar los 18 centímetros de longitud. Es de color rosáceo y el primer par de patas torácicas es largo, con largas pinzas ligeramente desiguales. El segundo y el tercer par también con pinzas. Segmento abdominal terminado en una punta a cada lado. Ojos de córnea negra y muy hinchada, de aspecto arriñonado.

CAJAS 1,5 KG (40 A 45 PIEZAS CAJA) Se envía ya cocidas.

Precio: 49,50€